BIENVENIDOS AL BLOG CON LOS APUNTES DE LIBÉLULA desde el 18 de enero de 2009


BIENVENIDOS AL BLOG CON LOS APUNTES DE LIBÉLULA INICIADO EL 18-01-09


EL
18 DE ENERO DE 2009 COMENCÉ A POSTEAR LOS EJERCICIOS REALIZADOS EN EL TALLER LITERARIO DE *EL CLUB DE LOS POETAS VIVOS*, UN GRUPO DE MSN, QUE ME QUEDARON DE RECUERDO DE AQUELLA ÉPOCA INOLVIDABLE, MUY CREATIVA Y DE GRAN AMISTAD.

Después de publicar los ejercicios literarios, me dediqué a postear textos que me interesaron por su contenido sobre diversos temas humanísticos.

SI ALGÚN VISITANTE OSADO QUIERE HACER LOS EJERCICIOS EN LOS COMENTARIOS, ME ENCANTARÁ COMENTARLO Y/O AGREGARLO.





.

sábado, 2 de octubre de 2010

20. 18º EJERCICIO PARA HACER-RECREACIÓN DEL CUENTO "EL CAUTIVO" DE BORGES



El cautivo
       En Junín o en Tapalqué refieren la historia. Un chico desapareció después de un malón; se dijo que lo habían robado los indios. Sus padres lo buscaron inútilmente; al cabo de los años, un soldado que venía de tierra adentro les habló de un indio de ojos celestes que bien podía ser su hijo. Dieron al final con él (la crónica ha perdido las circunstancias y no quiero inventara lo que no sé) y creyeron reconocerlo. El hombre, trabajado por el desierto y por la vida bárbara, ya no sabía oír las palabras de la lengua natal pero se dejó conducir indiferente y dócil, hasta la casa. Ahí se detuvo, tal vez porque los otros se detuvieron. Miró la puerta, como sin entenderla. De pronto bajó la cabeza, gritó, atravesó corriendo el zaguán y los dos largos patios y se metió en la cocina. Sin vacilar, hundió el brazo en la ennegrecida campana y sacó el cuchillito de mango de asta que había escondido ahí, cuando chico. Los ojos le brillaron de alegría y los padres lloraron porque habían encontrado al hijo.
Acaso a este recuerdo siguieron otros, pero el indio no podía vivir entre paredes y un día fue a buscar su desierto. Yo querría saber que sintió en aquel instante de vértigo en que el pasado y el presente se confundieron; yo querría saber si al hijo perdido renació y murió en aquel éxtasis o si alcanzo a reconocer siquiera como una criatura o un perro, los padres y la casa.

Jorge Luis Borges, "El Hacedor"


==>CONSIGNAS:
1. VERSIÓN LIBRE DEL CUENTO DE BORGES, EN PROSA O EN VERSO.

2. ESCRIBIR EL RETRATO DEL PROTAGONISTA DEL CUENTO "EL CAUTIVO" DE JORGE LUIS BORGES EN PROSA O EN VERSO.


EL CAUTIVO. El Hacedor, Biblioteca Borges Alianza editorial. 
En Junín o en Tapalqué refieren la historia. Un chico desapareció después de un malón; se dijo que lo habían robado los indios. Sus padres lo buscaron inútilmente; al cabo de los años, un soldado que venía de tierra adentro les habló de un indio de ojos celestes que bien podía ser su hijo... sigue leyendo

Selección y comentario: Coral Calatayud

El cautivo es un relato que refleja la búsqueda de un hijo. Este niño antes de ser una persona civilizada pasa a ser una persona libre que vivía enfrentándose a la naturaleza en pleno desierto con los indios. Cuando regresa a casa, él no logra recordar su infancia pero si un cuchillo que escondió cuando él era pequeño.Ni nosotros ni sus padres nunca lograremos saber si el indio recordó algo de ellos

LA TRAMA.El Hacedor, Biblioteca Borges Alianza editorial. 
Para que su horror sea perfecto, César, acosado al pie de una estatua por los impacientes puñales de sus amigos, descubre entre las caras y los aceros la de Marco Junio Bruto, su protegido, acaso su hijo, y ya no se defiende y exclama. " ¡ Tú también, hijo mío!" Shakespeare y Quevedo recogen el patético grito.
Al destino le agradan las repeticiones, las variantes, las simetrías, diecinueve siglos después, en el sur de la provincia de Buenos Aires, un gaucho es agredido por otros gauchos y, al caer, reconoce a un ahijado suyo y le dice con mansa reconvención y lenta sorpresa (estas palabras hay que oírlas, no leerlas): " ¡ Pero, che!". Lo matan y no sabe que muere para que se repita una escena.

MALONES


--------------------------------------------------------------------------------
 Durante siglos, primero los colones españoles y después de 1810 los gobiernos nacionales, tuvieron el problema del indio, en lucha contra los blancos, hostil a su civilización.

Buenos Aires fue destruida por los querandíes y los que la repoblaron tuvieron que combatir sin tregua por su existencia contra la amenaza de los malones.  La situación duró hasta las campañas del General Roca en 1879-80. Los indios aucas tenían atemorizados a los blancos con sus correrías y robos de ganado; eran los dueños de La Pampa y muchas veces los pobladores de las ciudades vivían como sitiados; por los demás fueron por muchos años minoría y tuvieron que concretarse a procurar que quedasen libres la vía de comunicación con Chile y Tucumán, para mantenerse en contacto con el virreinato del Perú, centro administrativo máximo de América del Sur. Lo demás estaba a merced de los indios.

El inglés Alejandro Caldcleugh, que estuvo en el país en 1819-1821, hizo una excursión a caballo desde Buenos Aires a Mendoza ,  tomando el camino de la provincia de Santa Fe y Córdoba y tuvo con sus acompañantes no pocos inconvenientes y peligros en la travesía.

Darwin se encontró en el sur de la provincia de Buenos Aires cuando llegó Rosas  en una de sus expediciones contra los indios en 1833;  de las tres columnas que salieron en misión contra los autóctonos, solamente la de Rosas pudo cumplir su cometido, asegurando algunos años de tranquilidad. Pero los malones no tardaron  en repetirse.

Viajeros de mediados del siglo XIX, como Gerstaecker y Thómas Woodbine Hirchliff no pudieron encontrar personas que se atreviesen a acompañarles en sus travesías de Buenos Aires a Mendoza. En 1855 los malones llegaron a Rojas y Olavarría; Azul y Tandil eran amenazadas constantemente. El entonces coronel Bartolomé Mitre pudo llegar en una expedición hasta el arroyo Tapalqué, pero sus tropas tuvieron que regresar a pie, abandonando el material que llevaban. En 1857 y 1858 se realizaron los combates de Sol de Mayo y de Pigüé contra los indios.

Los fortines de la frontera estaban por entonces en una línea que pasaba desde San Rafael (Mendoza) a Fortín Constitución (Villa Mercedes), San Luis; la línea se extendía al fortín Tres de Febrero, en Córdoba, La Carlota y Melincué; en la provincia de Buenos Aires comenzaba en Rojas, pasaba por Bragado, Alvear y seguía por las sierras de Tandil, Azul, Volcán, hacia Bahía Blanca. En tiempo de la presidencia de Sarmiento el cacique Calfucurá organizó una de las invasiones más terribles de la lucha de los pampas; arrebató a los blancos unas doscientos mil cabezas de ganado, quebrándose la ofensiva en el fuerte San Carlos; en la batalla lucharon los miembros de la tribu de Catriel, que rivalizaron con las tropas; finalmente las gentes de Calfucurá tuvieron que retirarse, perseguidos, a Salinas Grandes, dejando abandonados el arreo robado, las mujeres cautivas y muchos muertos y heridos.

La frontera de 1876 pasaba por San Martín, Lavalle, Blanca Grande, Paz y Gainza; en 1877 fue establecida más al sur, desde Bahía Blanca a Puan y desde allí a Belgrano, Guaminí, Trenque Lauquen e Italó. Estas conquistas fueron debidas a la iniciativa del Dr. Adolfo Alsina., ministro de la guerra en la presidencia de Avellaneda. Se destacaron Wintter en los campos de la Tigra, Lavalle en el sur, Maldonado en Aldecoa y Villegas en Blanca Grande. En 1876 el comandante Maldonado derrotó con soldados de caballería, gendarmes rosarinos e indios de Pichi Huinca en las Horquetas del Sauce a una fuerza de 2500 indios levantados. Poco después las fuerzas de los caciques Catriel, Namuncurá y Pincen sufrieron una derrota sangrienta en Paraguil: los malones solo fueron decreciendo y dejando campo a la expansión de los pobladores blancos cuando los indios fueron alejados de los centros poblados y de las pampas diezmados por las expediciones del desierto.



VERSIÓN LIBRE DE "EL CAUTIVO" DE BORGES

AQUEL CAUTIVO 28/07/2006

En tus ojos se acunó el cielo
y tu piel sintió el sol,
el Sol de cuatro mil días
y la Luna de cuatro mil noches.
El calor te sembró guijarros de sudor
y las heladas te dibujaron filigranas.
Tus cabellos claros peregrinaron
por el suelo y por los arroyos;
se volvieron nido de ojos oscuros
y aletearon manos silvestres
sobre tu frente.
Tu boca saboreó besos de canela.
El desierto esculpió
la pasión en tu torso viril,
fuerza en brazos fornidos
y coraje en tus piernas de felino.
En las hogueras aprendiste
otros deseos y otra lengua.
Tu memoria se perdió
en el laberinto de la tribu
y no hallaste el filo del recuerdo.
Hoy es volver y encontrar el pasado
en tu destino partido en dos.
Tu cuchillito de mango de asta
hizo presente aquel recuerdo.
Mañana volverás a tu destino
donde nace el viento.

Libélula

11-07-06


RETRATO DEL CAUTIVO DE BORGES 06/08/2006

Aquel cautivo famoso,
ese indio de ojos celestes,
cabellos de gramíneas,
prisionero de su piel de bronce,
tiene la cabeza vencida
por el peso de un recuerdo.
Veo su vida partida
por un cuchillito
que es significativo.
Su pasado es el estallido
de su mañana ignoto.
Su corazón es un aullido
y un salto al rumor del viento.

©Libélula



De: ennya61 Enviado: 15/08/2006 15:08
que razón da la libertad del viento que mecido entre hojarascas , se mueve siendo parte del todo, un conjunto que se conoce desde siempre, siendo parte de un verde, de un azul, de un goteo constante y continuo sin importar la hora,  si brincan o si detienen sus saltos entre las enramadas los pajaros que picotean aqui y allá. gorgojeando...pura luz, sol en cada rincon que la vista mira.
Nada difiere, la verdad está ahi metido en sus ojos de cielo, nada pasa desapercibido, su cuerpo lo absorbe por los poros, viento, agua, luz, luna, noche y dia que están grabandos en la piel y en la mente y  convergen, siempre convergen y se hace uno solo.
Libre entre la arboleda, con sus pies descalzos , un indio que camina sobre pasto y tierra, pies de callos, duros como corteza de robles son sus pies, y firmes sin sentir, sin quejarse.
su cuerpo negro acuna la calidez del sol que le hizo otra cara, otra piel, un color distinto  a tierra muerta, roja y seca, sus cabellos rubios contrastan parece gondolero de Acapulco, negra la piel , descolorido el pelo y esos ojos que saltan como sellos en su rostro sonriente , y va caminando sin detenerse a mirar , su cuerpo se menea y en un ritmo canta silencioso, su gluteos suben y bajan en esa subjetividad que dan las nalgas que se miran de lejos, parecen firmes y deseables, pero solo en un pedazo mas de carne.
No sabe que pronto arrancado del suelo, lo apresaran en un mundo diferente, lleno de diversidad y tan similar a todos, menos a él y a su gente. Es un indio que corre, no es tarzán , ni aulla en las lianas, solo es un joven hombre, un indio de piel oscura y pelo descolorido, que habla en dialectos, rescatado  y adoptado, y ahora lo arrancan de su tierra y le muestran otros mundos, absurdos esos mundos , él solo quiere regresar, nada lo detiene, no hay sentimientos.
Los indios tambien aman y sienten, aunque más callados  se limitan a sentir y mostrar en el roce de las miradas, en este otro mundo, eso es vanalidad lo que importa es el toque de la carne, el precio y el valor, no del espíritu, el espirtu se apresa y se muere, el precio del indio venido del pasado, metido a fuerzas, a patadas en un presente, en una casa , un espacio donde hay de todo menos viento, sol, gorgojeos y el pasto bajo sus pies.
El nació de ese mundo pero se hizo indio por coincidencia, por designios..pero al fin y al cabo es un indio.
Le quitan lo desnudo , le ponen sobre sus huellas , telas y telas y lo hacen en el espejo mirarse y él ve a otro, ése que nunca había mirado y le parece que siempre fue y ha sido asi.
Se muere el indio, pero en el inconciente se queda la esencia, ésa que llama ,ésa que jala y se lo lleva.

Ennya


De: Mileles Enviado: 16/09/2006 22:32
 acaso
simplemente el cielo
acaso
la enorme oscuridad
del viento
nada más y ausencia
y miedo
y noches y el fulgor
apagado para siempre

lo talló la soledad
y la arena sin besos
hasta callar su voz
y sus recuerdos
hasta decir sin verbo
eres un hombre
hasta girar ajeno
a un tiempo sin memoria
hasta doler la sangre
abierta y sin salida
hasta entender por fin
que todo gira
que todo es nada
y que  el llanto
 y la risa
son
un unico girón
que huele a viento. 

un pequeño, pero entusiasmado aporte.
estoy bien parapetada (ja) así que por favor: críticas.
un gran cariño a todas/os.
Mileles.


De: Anne10G Enviado: 18/09/2006 19:25
OK. LIBÉLULA... NO TE PREOCUPES NO TE VAMOS A FALLAR Y PARA MUESTRA DE NUESTRO APOYO AKI TIENES UNA PEQUEÑA APORTACION...


--------------------------------------------------------------------------------
VERSION LIBRE DE "EL CAUTIVO" DE J. L. BORGES

SIEMPRE EXISTE LOS RECUERDOS
DE AQUEL PASADO
QUE AUNQUE POCO SUBLIME EL RECUERDO
NOS TRANSPORTA A UN AMOR NO OLVIDADO.

PODRA HABER CAMBIADO LA CUNA
PERO NO LA VIDA
AL RECONTRARSE LA SANGRE
DE AQUEL MICHACHO DE MIRADA CAUTIVA.

¿ES VERDAD QUE EL TIEMPO LO CURA TODO?
ESTO ES FALSEDAD CUANDO SE AMA
AUNQUE LEJANO ESTUVISTE
HA VUELTO TU IMAGEN VIVA E IMPROFANA.

CON TAN SOLO TOCAR CADA TROZO DE LA VIDA
DE CUANDO NIÑO ERA Y SU SONRISA BRILLABA
EL MUCHACHO NAUFRAGABA EN EL INICIO DE SU ENERGIA
Y SURGIA EL CANDIDO MOMENTO EN QUE SENTIA QUE REVIVIA.

PERO AHORA EL PASADO VOLVERA A SER SU DESTINO
TENDRA QUE VOLVER 
AUNQUE ESO SEA UN INFORTUNIO
Y LO EXTRAÑEN LA MEMORIA Y EL OLVIDO.



De: serlibre_yo Enviado: 03/08/2008 1:35
En Junín se perdió un niño que fue amorosamente cuidado por un malón que le pintó la cara y lo llamo " hijo del viento".
La historia cuenta que sus padres lo buscaron de manera incesante aunque de boca a boca se supo que el niño había partido en busca de cariño.
Pasaron los años y se dijo que un soldado contó de un indio de ojos azules ( irónica descripción para minimizar al indígena de bellos ojos oscuros).
El reencuentro no fue el que imaginaría un neófito lector, nadie dejaría su tribu de manera tan dócil ya que bien es sabido el impetu y espiritu bravio del indio cuando las circunstancias lo ameritan.
Todos creyeron que al llegar a la casa miró la puerta sin entender, pero no, fue allí donde leves recuerdos lo llevaron al cuchillo con el cual amedrentaría a sus ex-padres para que lo devolvieran a su vida natural.
Fue tan fragorosa su mirada que muchos creyeron que se había encantado.
Ya en la tribu hechiceros prepararon pócimas para sacarlo del éxtasis en el que se había adentrado.
No hubo conjuro alguno que acortara la travesía por el laberinto interno que lo conduciría a la libertad.

Serlibre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...